¡Ya está terminado el mural participativo del CEPer!

La semana pasada se desarrolló la actividad del mural participativo en el CEPer, una de las actividades del proyecto de la Fundación Sevilla Acoge que pretende dar luz a la diversidad del Polígono Sur.

La Fundación Sevilla Acoge y la Asociación ARTYART se han unido para desarrollar el proyecto social “Construyendo C(u)idadanía global en tiempos de distanciamiento social”, que tiene como objetivo sensibilizar a la población sevillana sobre las distintas realidades culturales de su entorno.

El programa consiste en varias actividades que pretenden crear un espacio común donde todos los vecinos del barrio, tanto autóctonos como migrantes, puedan establecer lugares de encuentro e intercambio a través de la participación conjunta. Esta se haría mediante diferentes obras artísticas como es la actividad tomada en el barrio, el mural participativo.

La gran finalidad de este proyecto desemboca en el reconocimiento y en la puesta en valor de la diversidad cultural que existe en Sevilla, con especial atención al Polígono Sur, pues es una de las zonas de mayor heterogeneidad cultural. Desde Sevilla Acoge exponen que

“El proyecto también busca contribuir al fortalecimiento del tejido asociativo sevillano, canalizando la realización de las distintas actividades planteadas a través de la red de asociaciones de personas migradas y vecinales de la ciudad de Sevilla”.

Teniendo sus puertas abiertas a todos los vecinos de Sevilla, Sandra Rodríguez, de la Fundación Sevilla Acoge, nos cuenta que la pintada en el mural participativo pretende, además de reconstruir los tejidos sociales del Polígono Sur y dar visibilidad a las poblaciones más excluidas, expresar en común las distintas formas de ver la vida que hay en el barrio.

A continuación, María de Lara, de la Asociación ARTYART, nos cuenta detalladamente la idea principal del proyecto:

Además de contribuir a la promoción de una ciudadanía global y crítica a través del reconocimiento, visibilización e inclusión de la población migrada y sus aportaciones culturales, este tipo de actividades son de mucho enriquecimiento personal para sus participantes, puesto que crean espacio de interacción e integración social. Sobre este aspecto nos puede contar más Pablo Sánchez, profesor del CEPer; y Kau, alumno y participante en el mural, respectivamente:

La metodología del del proyecto consta en tres fases:

  1. La primera consiste en la formación de una asamblea de entidades y vecinos del barrio para elegir el boceto a trazar en el muro. Esta actividad ya tuvo lugar hace dos semanas. Un vídeo de lo que se hizo entonces puede ser visionado a partir del siguiente enlace:

En segundo lugar se lleva a cabo la pintura del boceto en el mural. Esta es la actividad que se ha estado llevando a cabo la semana pasada en el CEPer.

Y, por último, tras la finalización del mural, se pretende realizar al menos una reunión de evaluación con referentes y entidades/personas participantes. Se trata de un reencuentro para poner en común aquellas sensaciones encontradas con la actividad y evaluarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.