Jóvenes que rompen todos los códigos, Don Bosco F5

Don Bosco

El pasado lunes 10 de mayo se presentó Don Bosco F5, la primera escuela digital, inclusiva y solidaria de Andalucía que permitirá que personas en situación de vulnerabilidad accedan a empleos digitales.

La Fundación Don Bosco Salesianos Social inauguró esta escuela para darle la oportunidad a jóvenes de romper los estereotipos y los “códigos” impuestos, formándose en el ámbito tecnológico y lograr la inserción laboral.

Esta inauguración en el Centro Social de Don Bosco del Polígono Sur contó con amplia presencia de administraciones públicas y del sector empresarial. Rocío Blanco, consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, ha destacado en su intervención que la Fundación “demuestra una vez más su visión con este proyecto innovador, que da en la diana en cuanto a las necesidades que demanda el mercado laboral, no del futuro, sino del ahora”.

Jaime Bretón, Comisionado para el Polígono Sur de Sevilla, destacó “la importancia de desarrollar en el Polígono Sur una formación novedosa para los jóvenes, relacionada con el mundo digital y alejada de lo que tradicionalmente se puede ofertar sobre oficios tradicionales; preparando así a los jóvenes para los nuevos nichos de mercado que actualmente demandan las empresas tecnológicas”.

Desde Don Bosco entienden que una de las claves fundamentales para la inserción laboral es contar con el sector empresarial, y es por ello que esta escuela va de la mano de Endesa y la Fundación “la Caixa”, quienes apuestan por desarrollar el talento digital de personas vulnerables.

“Don Bosco F5” es la primera escuela digital, inclusiva y solidaria de Andalucía. “Esta escuela digital no requiere de conocimientos previos, apuesta por una pedagogía activa y es 100% práctica. Desarrolla proyectos reales para organizaciones y mezcla dinámicas híbridas en aula y formación online”, señala  Ignacio Vázquez, Presidente de la Asociación Española de Escuelas de Segunda Oportunidad y Director Zona Sur de Don Bosco Salesianos Social. Tiene el objetivo de localizar el talento digital escondido entre los colectivos más vulnerables –jóvenes sin titulación, mujeres en situación de precariedad, personas refugiadas, desempleados de larga duración…- y facilitarles, de forma gratuita, una formación de calidad como desarrolladores web fullstack”, ha destacado Guillaume Thureau, Presidente cofundador y CEO de Factoría F5.

En la presentación se añadió que en el Polígono Sur se rompen los códigos. No es cuestión solo de programar web y aplicaciones, sino que, con una formación y trabajo de 1000 horas, se  condena la exclusión a jóvenes sin estudios o encasillan su futuro laboral al sector servicios, empleos estacionales o infraremunerados.

Y esto es lo que están haciendo cada uno de los 24 alumnos de la escuela, luchar por vivir en una mejor situación, por no rendirse. Sus vidas no han sido nada fáciles pero no se ponen límites. Desde abril se están formando en programación web fullstack de forma gratuita con la mirada en la inserción socio-laboral de calidad. El perfil de los alumnos es muy variado, cuenta desde jóvenes de 18 años a universitarios de más de 50 o personas refugiadas. 

Ejemplo de esta superación lo podemos ver en las palabras de Rosibel, una joven venezolana de 27 años que muestra cómo puede desmontar los estereotipos de las personas en situación de exclusión social. Cuenta a ABC de Sevilla que «No se nos ve capacitadas intelectualmente, pero voy a demostrar que sí puedo hacer que la sociedad nos mire de otra forma».

Esta es una de las 24 historias de superación que alberga la nueva escuela digital Don Bosco F5, pero cada una de las restantes cuentan con el mismo propósito: romper códigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.